¿Hablamos?

Un vestidor a la medida de sus clientas

La vida de Maripaz ha cambiado radicalmente en pocos meses: ha pasado de dependienta a empleada y se ha convertido en madre. En su nueva tienda ofrece atención y variedad de tallas y estilos a sus clientas.

“Cuando voy a comprar la ropa para la tienda, voy pensando: esto le quedaría bien a María, y estos pantalones son de los que le gustan a Juana; en realidad elijo las cosas pensando en clientas concretas”. La tienda de Maripaz sólo tiene unos días, pero ya tiene una clientela, la de una tienda de ropa que cerró recientemente en la calle San Francisco.

Maripaz Benítez ha trabajado durante siete años en la tienda Meet, una establecimiento que vendía moda femenina a unos precios muy asequibles. La tienda acabó cerrando hace pocos meses y Maripaz no quiso desaprovechar la oportunidad que le daba conocer a clientas y proveedores, así que se puso en marcha y ahora tiene su propia tienda: El vestidor de Marta. 

Marta es su hija, un bebé de apenas dos meses y medio. Maripaz ha tenido que compaginar su reciente maternidad con el esfuerzo que conlleva una nueva tienda, pero finalmente el sábado 22 de octubre abrió las puertas el nuevo establecimiento en la calle San Francisco, cerca de la plaza del mismo nombre y donde antes estaba una camisería.

El concepto de tienda es muy parecido al que venía trabajando ya Maripaz: ropa a unos precios muy asequibles, actual y con una gama muy amplia de tallas. Se puede encontrar ropa desde la talla 38 hasta la 54, a unos precios que van desde los 9,90 euros a los 34 de una chaqueta de abrigo. La mayoría de las prendas cuestan de 12 a 16 euros.

También hay complementos, como bolsos (el precio máximo para estos es de 26 euros), a pañuelos y bisutería (relojes, collares desde tres euros).

En cuanto a los estilos, la idea es traer al establecimiento ropa para los diferentes gustos y, especialmente, que responda al gusto de la clientela que ya tiene formada. Maripaz cree que una de las claves de su negocio está en el trato al público, y lo demuestra, por ejemplo, encargando las prendas a petición de sus clientas.

La importancia de las tallas




Aunque en su anterior trabajo trabajaba ya con tallas grandes, era algo más testimonial. En El Vestidor se da mucha importancia al hecho de trabajar con todas las tallas. Y es que encontrar ropa a precios asequibles y de un estilo actual en un talla grande es muchas veces un problema. Quizás por eso ya ha corrido la voz en el vecindario de que en el nuevo comercio también cuentan con ese tipo de prendas. Y clientas que han visto que -al fin- encontraban unos pantalones que le venían bien, se han llevado el mismo modelo de todos los colores disponibles.

Ahora el siguiente paso para esta emprendedora será la venta online: ya está trabajando la página web del establecimiento.

El Vestidor de Marta está en el número 14 de la calle San Francisco. Abre de lunes a viernes en horario de 10:00 a 14:30 y de 17:30 a 21:00, y los sábados de 10:30 a 14:30 y de 17:30 a 20:30. Están en Facebook.

 

También podría gustarte

One thought on “Un vestidor a la medida de sus clientas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies