¿Hablamos?

Una tienda de acuarios y animales sólo para socios

Sólo los miembros de la Asociación Gaditana de Acuarios y Mascotas podrán comprar animales o complementos en la antigua tienda Tropical de la calle Parlamento, un sistema singular que sólo tiene un precedente español en Valencia.

La tienda Tropical Aquarium (Parlamento,9), abierta en noviembre de 2016. El establecimiento cuenta con una gran diferencia: hay que tener un carnet para adquirir un pez, un adorno para la pecera o un pequeño roedor. Concretamente, el de la Asociación Gaditana de Acuarios y Mascotas (AGAM). José Giménez es el presidente de la nueva entidad. Explica que crear esta sociedad para fomentar la afición a los acuarios es una vieja aspiración: lo intentaron hace una docena de años, pero no hubo manera. Ahora, al fin, ha podido salir adelante. La entidad tiene  su sede en una tienda especializada en acuarios que llevaba meses cerrada, desde que se jubiló su anterior propietario. Allí seguían muchas de las mercancías que estaban a la venta y que no pudieron ser liquidadas, y de hecho los cuarenta socios que tenía AGAM a finales de 2016 eran en su mayoría antiguos clientes de este establecimiento. La asociación ha modificado la distribución de los elementos de la tienda, adaptándola a sus gustos y necesidades: en la parte delantera estarán los acuarios, una pequeña biblioteca y zona de reunión para los socios, y al fondo los animales. En esta tienda, además de especies peces habrá reptiles, insectos, pequeños roedores y anfibios. Además, la asociación tiene previsto introducir más adelante los acuarios de agua salada -la antigua Tropical sólo vendía especies y accesorios para agua dulce- y uno de los próximos proyectos estrella es la creación de un acuario con especies de la Bahía de Cádiz. También están preparando conferencias, excursiones y otras actividades que tendrán un carácter gratuito para los socios. El aspecto más destacado de esta tienda-club es que sólo los socios podrá adquirir los artículos a la venta. Es, según explica Giménez, una característica muy singular, ya que sólo en Valencia hay una iniciativa parecida. Se trata de la Sociedad Acuarofilia Valenciana, inaugurada en 1965 y que también fue el modelo del anterior intento de crear una asociación en Cádiz. Para hacerse socio hay que pagar 60 euros anuales: Así se se obtiene el acceso a los productos de la tienda y el acceso a las actividades es gratuito. También existe la figura del socio simpatizante, que da el derecho a comprar en la tienda a cambio de una “pequeña colaboración”, aunque no a participar activamente en la vida de la asociación ni a acudir gratuitamente a las actividades. AGAM está buscando la financiación mediante patrocinios de marcas relacionadas con el sector o entidades bancarias para sufragar las actividades.

También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies