¿Hablamos?

“Abrir en Cádiz es cumplir un sueño”

Ha instalado 15.000 cocinas desde que tenía 19 años y trabajaba por cuenta ajena. Ahora abre en la plaza de Jerez su tercera tienda de muebles de cocina de la Bahía, que promete los mejores precios y calidades.

Asegura tener los “mejores precios de la Bahía” y presume de  no haber haber tenido que arreglar un cajón desde hace más de una década, desde que se pasaron a los sistemas alemanes de bisagras y cajones Blum Hettinch. Ramón Ramírez, propietario de Elenko Cocinas, enumera cifras de memoria: cada guía de los cajones sostiene 45 kilos de peso, 280 cada pata de la cocina, 400 el colgador del mueble alto… “Estamos obsesionados con eso”, explica.

Elenko Cocinas abre en Cádiz su tercera tienda de la Bahía trayendo una fórmula que ha resistido incluso a los peores momentos de la crisis: comprar cantidad para conseguir buenos precios en las ferias de Colonia, Marsella y Milán, “donde está la innovación”, ofrecer servicio y trabajar siempre para particulares.

Para Ramón Ramírez, la apertura en Cádiz (en el número 15 de la plaza de Jerez, haciendo esquina con la Avenida) culmina un “sueño” personal. “Me encanta Cádiz y su gente, es muy auténtica”, asegura. Es la guinda del pastel de una trayectoria profesional con más de 15.000 cocinas a su espaldas.

Elenko Cocinas nació en 2002 en segunda línea del polígono de Tres Caminos. No era la primera experiencia en el mundo de la cocina de este auxiliar de Laboratorio: cuando tenía 19 años, el trabajo en un establecimiento de este tipo le salvó de una muy apurada situación económica. Se le daba bien y facturaba mucho, y diez años después de ser un trabajador por cuenta ajena le llegó el momento de volar sólo. El proyecto de Ramón tiene el sonoro nombre de Elenko gracias a la radio. Mientras preparaba su tienda, oyó a un locutor decir algo así como: “Llega a Cádiz un elenco de actores” y le gustó cómo sonaba. Además, el vocablo aúna las primeras letras de las palabras electrodomésticos y cocinas.

La primera tienda acabó trasladándose cinco años después a primera línea de polígono, donde está ahora. Y en 2010 abrió la segunda tienda, en el número 166 de la calle Real de San Fernando.

Después llegó la crisis, que se ha dejado por el camino a muchas tiendas de cocina, pero no a esta. Ramón hace memoria de la burbuja anterior a la recesión económica, cuando un mismo cliente particular le compraba ocho cocinas en un año, por cada piso que compraba en ese mismo periodo: “No era normal”. Y también explica que ha tenido ofertas de constructoras para instalar 300 cocinas “y les he dicho que  no. Yo te instalo la cocina a ti, a tu prima… e intento hacerlo bien. No me gustan los pelotazos. Tengo amigos arruinados por eso, porque la constructora estuvo pagando hasta la última vez, que ya no pagó”.

Para Ramón, ahora se avecina un buen momento en el sector. Entre 2003 y 2005 se vendieron muchas cocinas “y ahora toca renovación sí o sí”. Y Cádiz ofrece mercado porque aunque no tenga obras grandes “siempre está en obras”.

Además de esos materiales resistentes importados de Alemania, Elenko ofrecerá al cliente gaditano una marca exclusiva traída de Verona, Stone Compact. Fueron los primeros en traer este material, anterior al español y no porque se lo ofrecieran, sino porque fueron a la ciudad italiana a buscarlo y lo organizaron todo para poder conseguirlo.

También dan “servicio”: realizan todas las conexiones de los electrodomésticos, aunque sean de otro establecimiento. También instalan las cocinas que se compran desmontadas en grandes superficies, y ofrecen un servicio de restauración. “Somos como un taller que venda y repara coches”, explica. Muchas veces hay elementos aprovechables en la cocina y se puede renovar por un coste menor del que supondría comprarla entera.

Trabajo para nueve personas




Las tres tiendas de Elenko dan trabajo a nueve personas. “El primer consejo que doy a quien llega es: esta tienda es tuya” y fomenta ese trabajo conjunto para conseguir la rentabilidad del negocio. Ramón asegura que su mayor activo es el personal. De hecho, hasta los montadores son trabajadores propios de la tienda y hay “muy buen rollo”. Algo que hace que nadie se haya quejado nunca de una mala palabra por parte de estos trabajadores.

Elenko Cocinas está en el número 15 de la plaza de Jerez (Local 16), haciendo esquina con la Avenida.

 

También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies