Antigüedades y curiosidades para restaurar el Seminario

El patio del Seminario San Bartolomé acoge hasta el domingo 31 de julio el primer rastrillo de antigüedades y coleccionismo organizado para obtener fondos con los que restaurar el inmenso y deteriorado edificio.

El patio del Seminario San Bartolomé (Compañía, 19) se ha transformado en un rastrillo donde se pueden encontrar desde los chinitos de la suerte hasta esa Santa Cena en relieve que presidió tantos comedores españoles. Y también una máscara de gas, sellos, artesanía y bisutería. Todo tipo de antigüedades, curiosidades y objetos de coleccionismo se han dado cita con el objetivo de recaudar fondos para restaurar el edificio.

Desde ahora y hasta el domingo 31 de julio, el rastrillo permanecerá abierto de once a dos de la tarde y de siete a doce de la noche, salvo el último día, que cerrará a las diez.




La historia del seminario gaditano es larga. Fue fundado en 1589, por lo que es la institución más longeva de las que permanecen en activo en la ciudad. Inicialmente estaba en la calle San Juan, frente a la actual Catedral, y en 1780 se trasladó al colegio jesuita de Compañía. Allí sigue, aunque no exactamente en el mismo edificio, pues este fue reconstruido en 1780 utilizando elementos del antiguo edificio. Actualmente acoge la mayor y más antigua biblioteca de la ciudad, que atesora volúmenes desde el siglo XV hasta nuestros días. El paso del tiempo se hace notar en un inmueble situado en pleno centro de la ciudad y que acoge a más de una docena de futuros sacerdotes cada curso. La rehabilitación es necesaria pero costosa, y ante esto surgió la idea del baratillo.

Dos Isabeles, Fernández y Pascual, secretaria del Seminario y organizadora del rastrillo, respectivamente, explican cómo surgió la iniciativa del mercadillo de antigüedades, coleccionismo y curiosidades. El patio acogió una iniciativa similar a beneficio de la asociación Virgen de Valvanuz, lo que hizo ver la oportunidad que suponía este tipo de acontecimientos para recaudar fondos.

No es fácil compaginar la actividad normal del Seminario como centro de formación y de recogimiento con la organización de actividades con público. Por eso, decidieron hacer puntualmente estos rastrillos y sólo en periodo vacacional. Esta primera fecha se ha escogido porque actualmente no hay estudiantes y, además, por coincidir con la Regata de Grandes Veleros. La segunda será el último fin de semana de agosto y la tercera del año, en el siguiente periodo vacacional: Navidad.

Isabel Fernández explica que los seminaristas merecen recibir una buena formación y además estar en un entorno adecuado, como cualquier otro estudiante, y no convivir con los desperfectos que hacen necesaria la rehabilitación. Isabel Pascual, por su lado, llama la atención sobre que este mercadillo también beneficia a los vendedores, que encuentran una oportunidad para vender sus artículos, y más en unos días en los que Cádiz se llena de gente para ver los grandes barcos. Entre estos vendedores hay artesanos, anticuarios y también coleccionistas. José Luis es uno de ellos: ha montado un quiosco de los 70-80 que es un pozo de nostalgia para los que rondan la cuarentena, que se van a reencontrar con muchos de los pequeños juguetes que tuvieron -o quisieron tener- de pequeños, como los soldados en sobres sorpresa ‘Montaplex’.

Quiosco dedicado a los años 70 y 80
Un quiosco para nostálgico, con los pequeños juguetes de los setenta y ochenta.

Para los coleccionistas, las ventas suponen la oportunidad para obtener fondos con los que seguir incrementando la colección. Estos modestos juguetes, explica José Luis, se venden muy bien: por pequeños precios se consigue un pasaporte a la infancia.




Además de los puestos, en el mercadillo hay una barra con precios populares que también tiene una finalidad benéfica: financiar el proyecto educativo de Huancavelica, el departamento más pobre de Perú.

¿Qué te parece esta iniciativa? Deja tu comentario.

También podría gustarte

One thought on “Antigüedades y curiosidades para restaurar el Seminario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies