¿Hablamos?

Música multidisciplinar en Multicines Cádiz

No se definen como academia de música, o centro de estudios: son un “laboratorio”, el Bravissimo Music Lab, “un espacio y un concepto nuevo de aprendizaje, enseñanza, formación, interpretación, desarrollo e investigación musical en la ciudad de Cádiz” para alumnos desde los cero años.

Los aficionados cadistas esperan la llegada del Cádiz CF después del ascenso. Bubucetas y cláxones ponen música a una Avenida amarilla. Al pasaje situado entre Muñoz Arenillas y el Paseo Marítimo no llegan estos sonidos, aunque sí se ve de vez en cuando una camiseta futbolera. Allí comienza a llegar gente que espera una celebración. Otra. La apertura de un nuevo negocio en la ciudad. Una vecina con perro pregunta qué ocurre y se alegra de que, finalmente, se pueda aprender música tan cerca de su domicilio. Pasadas las ocho y media, los que esperaban la inauguración del Bravissimo Music Lab estrenaban instalaciones.  Puedes ver el vídeo aquí:
Pero la historia comienza mucho antes, cuando cuatro músicos se pusieron de acuerdo para crear un laboratorio musical en Cádiz: Félix Iván Martínez Ortega, Jorge Enrique García Ortega, Sandra Massa y Ángeles Ángel. Los tres primeros, además de ser socios, estarán en el día a día de Bravissimo como gestores y formando parte del nutrido grupo de profesores. El local que eligieron llevaba muchos años sin uso alguno. Concretamente, desde que el Multicines Cádiz cerró sus puertas en el pasaje Reina Victoria del Paseo Marítimo. No ocupa exactamente el mismo espacio porque la antigua sala de proyección se dividió en siete locales que no han tenido utilidad hasta ahora, cuando el Music Lab se ha instalado en el local 3 poco después de la apertura, en el 5, de una correduría de seguros que es también agencia inmobiliaria.

La idea de estos músicos se aleja de las tradicionales enseñanzas de Conservatorio para adoptar un aire más multidisciplinar, según define Félix. En Bravissimo se puede aprender canto, oboe, clarinete o piano -indica-, pero también instrumentos exóticos como el persa bouzouki, o incluso el órgano, que llevará las clases a iglesias de la ciudad. Es la ventaja de que una de las socias, Sandra Massa, sea organista en la Catedral. Así, la oferta abarca desde la guitarra flamenca a la zamfona o la niquelharpa. La Academia arranca, además, con cursos de verano, mientras se planean nuevas actividades para el futuro.

Una de los rasgos más curiosos de este centro es la edad de los alumnos: a partir de cero años. Desde esta edad y hasta los siete años pueden inscribirse en el proyecto de iniciación musical Musicaeduca, nacido en la escuela de Juventudes Musicales de Alcalá de Henares (Madrid) y que sólo esta academia tiene autorización para impartir en Cádiz. Ya son siete niños los inscritos en una actividad que consigue que los niños de cinco años hagan sus primeros pinitos con las teclas del piano. No sólo se han apuntado niños; este Laboratorio abre sus puertas con 25 alumnos inscritos en total, la mayoría para canto. Los precios, según indica Félix, van desde los 30 euros de las actividades grupales hasta los 150 de las formación personal más avanzada.

Felix fue el encargado de hacer los honores durante la inauguración, de dar la bienvenida a los asistentes y explicar que la gente viaja a ciudades de todo el mundo para recibir una formación musical “que bien se puede dar en Cádiz”, por lo que esto podría convertirse en un atractivo para la ciudad sumado al “reclamo” de la cercana playa. En este espacio, gaditanos y foráneos encontrarán tres aulas “perfectamente insonorizadas” que se han bautizado en honor a músicos gaditanos. La más grande, donde se impartirán clases grupales y que está presidida por un piano, se llama José María Galvez, quien fue maestro de capilla en la Catedral y director del antiguo Conservatorio, el Santa Cecilia.

Otra sala, la de moderno, está dedicada a Alfonso Gamaza ‘El Moderno’, recordado bajista y compositor de jazz fallecido en 2009. En ella hay una batería y un teclado. Sólo la tercera sala, la del clavecín, pudo ser inaugurada por la persona que le da nombre: Marcelino Diez, quien “ha hecho muchísimo por rescatar obras del archivo catedralicio y tiene mucho que ver con la proyección de la música de la ciudad, sobre todo de la antigua”, explicó Félix.

Terminadas las explicaciones y tras el obligado brindis, los grupos fueron accediendo a las instalaciones; entre los presentes, además de familia, amigos, socios, profesores, alumnos y vecinos, la teniente de alcalde delegada de Cultura y Vivienda del Ayuntamiento de Cádiz, Eva Tubío.

Terminada la inauguración, sólo faltaba que los instrumentos empezaran a sonar, al día siguiente. Mientras, en la Avenida, seguían sonando cláxones y bubucetas a la espera de un equipo que se hizo de rogar.

La página web de Bravissimo Music Lab es www.bravissimomusica.es

 

También podría gustarte

One thought on “Música multidisciplinar en Multicines Cádiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR