¿Hablamos?

Unas alianzas únicas e irrepetibles

Imagina que te vas a casar y tu cuñada te hace un regalo inesperado: una especie de manual de instrucciones que te indica, lo primero, que subas con tu novio a un tren con lo preciso para pasar el fin de semana, y que bajes en la última parada: Cádiz. Imagina que, siguiendo esas instrucciones, te alojas en el hotel Las Cortes. Y que, una vez allí, lees que el siguiente paso es ir a una hora determinada a un establecimiento de la calle Isabel La Católica y hacer “lo que te diga el señor del bigote”. Te encuentras en una joyería y lo que te dice el señor del bigote es que tú vas a hacer la alianza de tu novio. Y tu novio, la tuya. Es la gran sorpresa, el plato fuerte del regalo: vais a pasar las próximas cuatro horas forjando los anillos que queréis llevar toda la vida. Después, casi sin poder creerte la experiencia, le entregas al joyero un sobre lacrado que también venía en las instrucciones (y que es el pago de las sortijas) y sigues con el regalo-gymkana: el siguiente paso es una cena en El Faro.

Hay una pareja de Madrid que no se tiene que imaginar nada, porque lo ha vivido. La hermana del novio hizo este derroche de originalidad en el regalo nupcial y les obsequió con una experiencia única e irrepetible: tan única e irrepetible como las alianzas que se llevaron, porque salieron de sus propias manos. Antes había llamado al “señor del bigote”, Antonio Collantes, para prepararlo todo y para pedirle consejo sobre dónde alojar a la pareja y un buen sitio para cenar.

Hace año y medio y por casualidad, esta joyería de la calle Isabel La Católica pasó a ofrecer una experiencia que atrae no sólo a gaditanos, sino también a gente de fuera, que se desplaza hasta Cádiz expresamente para vivirla: el forjado de las alianzas de boda.

Una pareja de Cádiz entró un día por la puerta y preguntó a Antonio si era posible que se hicieran ellos mismos las alianzas, una idea que hasta entonces no se le había ocurrido. ¿Por qué no? Las hicieron y se fueron “contentísimos”. Desde aquel día, son bastantes las parejas que han entrado en el taller de Collantes, que está situado también en Isabel La Católica. “Los disfrutan mucho, y yo tanto como ellos”, asegura el joyero. Eligen material y diseño. Para el anillo clásico el precio es de unos 500 euros y la experiencia, de unas cuatro horas (se puede elegir entre mañana y tarde). La pareja realiza por completo el proceso bajo la dirección y supervisión de Antonio: funden, laminan, voltean, sueldan, liman, lijan, pulimentan y graban. El resultado: unas joyas únicas y una jornada inolvidable en pareja. “Una experiencia increíble (…) Es imposible que salga mal por torpe que uno sea”, “Algo único e inigualable”, “todo un maestro”… son las opiniones que han dejado en Facebook algunos de los clientes. Las reacciones de TripAdvisor van por la misma línea: No hay ni un pero. Una pareja subió un vídeo a YouTube para dar testimonio de un proceso. La grabación acaba con la imagen de los novios brindando con Antonio y un “Gracias, maestro”.  Antonio y su mujer, Carmen, tienen motivos para sentirse más que orgullosos al leer lo que dicen de ellos en internet.

Joyería Antonio Collantes
Antonio Collantes, en su taller.

“Vienen de toda España, de Madrid, de donde más”, explica. También han hecho sus alianzas estadounidenses y alemanes. A Antonio le llama la atención que acuda a su comercio gente que no conocía Cádiz previamente, que le pide consejo sobre dónde comer o alojarse. Por eso dice que está “haciendo patria”, contribuyendo a que más gente conozca la ciudad gracias al atractivo de esta experiencia. “Tenemos una ciudad increíble pero desconocida”, explica Antonio; eso mismo pensaba un veterano lord inglés que llegó en uno de esos barcos de lujo que de vez en cuando atracan discretamente en el muelle y que prometía volver.

La joyería de Antonio Collantes  no es singular sólo por las alianzas; ya lo era antes y por muchos motivos. Tiene un dolmen en la puerta, hecho de una piedra de cantera de la que también salieron mostradores, estanterías y suelo. Tiene reproducciones de antigüedades, está especializado en realizar creaciones por encargo y recicla joyería. En una vitrina reluce la reproducción del anillo fenicio que apareció en la Casa del Obispo, de oro, al igual que el original. Antonio ha dado un paso más y ha versionado la pieza en una pulsera. Como este joyero es un entusiasta de Cádiz, la ciudad impregna las piezas: incluso tiene alianzas ‘gaditanas’. Los atunes del anillo, el barco fenicio (la pintura rupestre aparecida en la cueva de la Laja Alta de Jimena) y el As de Cadiz, una moneda con 2.000 años de antigüedad, se han convertido en señas de identidad.

Joyería Antonio Collantes
Joyas inspiradas en piezas históricas gaditanas.

De hecho, cuando atraca algún barco prometedor al muelle y el día parece traer movimiento, Antonio coloca en un pequeño pedestal, casi en la calle, un cucharón y un molde. Con la ayuda de un soplete derrite estaño y plomo en la cuchara a la vista de los transeúntes y la vierte en los moldes. Después va a otro pedestal, en el otro lado de la puerta, donde convierte las piezas ya desmoldadas en monedas como se hacía en tiempos antiguos: con un hábil y decidido golpe de martillo que graba el diseño de un par de cuños en el metal. Por un lado, los dos atunes del As de Gadir. Por otro, el dolmen emblema del establecimiento. Los viandantes, además de aprender cómo se hacían las monedas, se llevan una de recuerdo.

Joyería Antonio Collantes
Antonio acuña monedas de recuerdo a las puertas de su tienda.

Y tú ¿te atreverías a hacer tu propia alianza? ¡Deja tu comentario!

Joyería Antonio Collantes. Isabel La Católica, 9.

www.acollantes-joyero.com

También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies