¿Hablamos?

Mercado de cruceros: A la sombra se vende mejor

Fue el calor el que hizo que los artesanos del Mercado de Cruceros pidieran  un traslado de apenas unas decenas de metros: querían estar bajo los toldos que se colocan en la plaza de San Juan de Dios durante el verano. El mercadillo, además, tenía otro problema cuando estaba en la zona de Canalejas: quedaba dividido en dos partes y una de ellas, la más cercana al muelle, tenía mucha menos afluencia de público que la próxima a la calle Nueva.

Curiosamente, la artesana que crea abanicos, Regla Lorenzo, fue la que ideó el remedio contra el calor: emigrar al centro de la plaza. Lo suyo, está claro, es refrescar. Así que trasladó esta propuesta por medio de la asociación de artesanos Erytheia, según explica. Su puesto está ahora junto al de Manos Gaditanas, que vende bolsos de material reciclado y piel, y bisutería. “Es más pintoresco, se para más gente y es más céntrico. Estamos en el paso de las calles”, explican estas artesanas que son también vecinas en la Galería Artesanal de El Pópulo (San Antonio Abad, 14).

Desde el día 4 de marzo, los artesanos están en el centro de la plaza de San Juan de Dios de 10:00 a 18:00 horas todos los días del año que llegue un crucero al Puerto de Cádiz, así como los viernes, sábados y domingos. Además, a partir de junio y hasta el mes de septiembre, estos comerciantes podrán instalar sus puestos diariamente sin necesidad de que haya un crucero.

Sólo durante la Semana Santa y la celebración del Corpus, estos artesanos vuelven a su ubicación habitual, en la confluencia entre Canalejas y la plaza de San Juan de Dios.

Para el Ayuntamiento de Cádiz, la decisión de trasladar el mercadillo responde, según explicó en su momento la concejala de Comercio, Laura Jiménez, al objetivo de “ofrecer un entorno más adecuado para promocionar a los artesanos y para protegerlos de las inclemencias del tiempo, pues en el centro de la plaza están más resguardados”.

Los puestos ahora forman una calle desigual, en la que la mayor parte de las pequeñas carpas blancas están en la zona más cercana a Nueva y sólo dos, en la parte más cercana a Plocia. Esto no es casual; los de la izquierda son La Burbuja Verde y El Algario. Están en esa parte a petición propia: sus productos son muy sensibles a la luz solar, así que se han situado en la sombra. La Burbuja Verde vende una gran variedad de jabones artesanales, y el Algario realiza adornos con algas, con una técnica que consigue preservar los ejemplares para adornar pulseras, collares, broches y, últimamente, anillos. Además, sus joyas han incorporado recientemente plata. En este último puesto están encantados con el cambio de ubicación.

En la acera del sol está Cerámicas Rosso. Es uno de los artesanos que compagina el mercadillo con una tienda en la Galería de El Pópulo. Ofrece piezas de cerámica y azulejos y estos, asegura, se calentaban tanto en la anterior ubicación que parecían recién sacados del horno. Su balance es bueno: pasa más gente. Y cree que aún será mejor cuando se complete la calle con nuevos artesanos. “Con más artesanos habrá más variedad”, coinciden en El Algario, quienes destacan la calidad de los artículos del mercadillo.

Y es que a principios de mayo, el Ayuntamiento decidió aumentar el número de puestos del mercado a 18 “dado el éxito que está teniendo y el interés mostrado por los artesanos de la ciudad”, según explicaba en un comunicado.

Patuclín Patuclán
Colorido detalle del puesto de crochet y macramé Patuclín Patuclán.

La concejal de Presidencia y Asuntos Sociales, Ana Fernández, hablaba “buena acogida” del mercadillo tras el cambio de ubicación, “no sólo por la imagen que ofrece a los visitantes sino también por lo beneficioso que ha resultado para ellos [los artesanos] al estar en una ubicación mejor y ampliar los días en los que pueden instalar el puesto. Estos dos factores ha provocado que los propios artesanos estén contratando a personal por lo que su beneficio está repercutiendo en la sociedad”.

No todo el mundo espera con tantas ganas a los nuevos. En Folixa Cueros echan de menos que el Ayuntamiento hubiera tanteado la opinión de los artesanos antes de calificar de forma tan positiva el resultado del cambio de ubicación, y explican que venden menos: uno de los factores (junto con que en Cádiz “no ha mejorado la economía) es la mayor competencia, por lo que para él la llegada de nuevos artesanos no es una buena noticia. Eso sí, en este puesto de marroquinería y serigrafiado en textiles, encuentran un punto a favor del traslado: que estarán bajo los toldos en verano.

En Guadalupe (bisutería, casi toda ella realizada con piel) sí que se muestran satisfechos: “el sitio es mucho mejor y se ha notado”. “Es mucho mejor, ni comparación. Si no llega a cambiar de sitio yo no estaría en el Mercado”, asegura Juan Carlos, del Taller La Lezna, un puesto dedicado a la venta de artículos de piel. Hace un par de años se instaló en Canalejas y le tocó la peor ubicación: la más cercana al muelle. “No se nos veía, pero nosotros sí que veíamos la plaza llena de gente”, explica. No le mereció la pena, así que dejó de poner su puesto… hasta ahora. “Hasta los vecinos están contentos, porque hay más movimiento de gente y la plaza está más bonita”, explica este artesano veterano en mercadillos: también se ha instalado en el Paseo Marítimo y en el navideño de San Antonio.

Los dos últimos puestos de la hilera son también los más recientes: en ellos se puede comprar la bisutería de Gitana Mora  o las creaciones en crochet y macramé de Patuclín Patuclán. Llevan pocos meses, pero están contentas con la nueva ubicación. Conocen la anterior por uno de los días en los que el mercadillo tuvo que volver y “se nota mucho la diferencia”. Nerea, de Patuclín… indica que algún día se han hecho actividades, como un taller de títeres para niños, y le encantaría que se repitieran experiencias como esa. Y su compañera de Gitana Mora apunta un dato curioso: que en este Mercado de Cruceros, el número de barcos atracados en el muelle no es proporcional con el número de clientes: “el otro día hubo cuatro y no se notó tanto, será porque se los llevan de Cádiz”, explica.

Un mercado exigente

Cualquiera no puede instalarse en el Mercado de Cruceros. Es un mercado de artesanos y lo primero que hay que hacer para conseguir un puesto es demostrar serlo.  Las bases elaboradas por el Ayuntamiento de Cádiz para este mercadillo, que comenzó a funcionar en Canalejas, exigen  para acceder a un tenderete tener la condición legal y acreditada de artesano, tres meses de actividad ininterrumpida, estar dado de alta como profesional autónomo, tener un seguro de responsabilidad civil y no tener deudas con ninguna administración.

Pero no sólo eso: hay que demostrar que los artículos que se van a vender han sido realizados artesanalmente y por la persona que aspira a ser titular del puesto.  Para hacerlo, hay que aportar una declaración jurada, una memoria del proceso de producción, fotografías, y un ejemplar de cada producto que se vaya a vender.

Así es (de momento) el Mercado de Cruceros:
-La Burbuja Verde. Venta de jabones terapeúticos naturales. En Internet, con tienda online y blog. En Facebook, Twitter y Google +.
-El Algario. Venta de bisutería realizada con algas naturales, últimamente también trabajan los engarces en plata y otros productos. Acaban de estrenar tienda online y tienen Facebook.
-Manos Gaditanas. Bolsos reciclados y de piel. Bisutería.  Están también en San Antonio Abad, 14 (pasaje artesano) y en Facebook.
-Abaniquería Regla Lorenzo. Abanicos artesanales. Está en el pasaje artesano. Más información en esta reseña.
-Cerámica Rosso. Cerámica. También está en el pasaje de El Pópulo. Tiene Facebook y página web.
-Folixa Cuero. Marroquinería y serigrafiado en tela. En Facebook.
-Guadalupe Clavijo. Bisutería. Página web (tienda online) y Facebook.
-Taller La Lezna. Artículos en cuero. En Facebook.
-Patuclín Patuclán. Artículos de crochet y macramé. Tiene Facebook
-Gitana Mora. Bisutería.

¿Qué opinas de la nueva ubicación? ¿Crees que el mercadillo está mejor en la plaza? Déjanos tu comentario.

También podría gustarte

2 thoughts on “Mercado de cruceros: A la sombra se vende mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies