¿Hablamos?

Pilar Fopiani: Tela de Cádiz

Pilar Fopiani traía al nacer un alfiletero debajo del brazo en lugar del pan. Hacer ropa ha pasado de ser su juego favorito a un negocio abierto en la calle Rosario (Ver mapa). Presentadoras como Miriam Peralta (Onda Cádiz) y Soco López (Canal Sur) han llevado sus prendas en la retransmisión del concurso de agrupaciones del Falla y han hecho reconocible a primera vista el estilo de esta gaditana afincada en San Fernando. Pilar, de chica, cogía cualquier tela –servilletas, el trapo de limpiar el polvo – que tuviera su madre por casa y le hacía vestidos a las muñecas. Y no es porque imitara a nadie, porque en su casa no le daban a la aguja. Simplemente, le “encantaba”. Diseñaba vestidos con trapos y dibujaba nuevos modelos a los recortables de papel, un camino que le llevó al taller de Corte y Confección situado junto a su colegio con tan sólo 12 años. Fue la edad en la que estrenó la primera prenda que había salido de sus manos, lo primero que aprendió a confeccionar allí porque es lo más fácil: una falda. En este taller, Pilar era la niña, la única pequeña (incluso la única joven) en un lugar lleno de señoras mayores. Otros niños se burlaban de ella, pero Pilar lo que quería era aprender, y este taller se le quedó chico muy pronto: quería una titulación, patronear, aprender a diseñar. Y por eso, a los 14 años, estaba en una Academia de La Isla que seguía el método Marti. Y a los quince vistió a su primer novio de arriba abajo con un traje chaqueta (chaleco incluido) confeccionado por ella para que fuera a la fiesta de Fin de Año. Con estos mimbres, comenzó muy pronto a hacer arreglos de costura mientras seguía con una formación que siempre le sabía a poco: hizo un año de sastrería, dos años en la Escuela de Arte haciendo Estilismo e Indumentaria, dos años de Patronaje Industrial en Sevilla… Y entre estudio y estudio, siguió trabajando para diseñadores como Gabriel Vielman London, por ejemplo. “Hay un momento en el que estás en un desfile. Toda la ropa la has confeccionado tú, pero la ha diseñado la persona para la que trabajas, y es quien sale al final. Cuando se ve aplaudir a otro después de estar muchas horas cosiendo te preguntas ¿por qué no lo hago yo?”. Fue así, en un desfile, cuando Pilar maduró el impulso de dejar de trabajar para otros y crear su propia colección. Y lo hizo hace dos años.

Pilar Fopiani
PIlar muestra una de sus faldas.

El diseñador londinense aplicaba una técnica para estampar las telas que es la que quiso realizar esta gaditana. Le costó encontrar quien hiciera ese proceso, pero lo consiguió y sus prendas comenzaron a gustar. Camisetas, vestidos y demás se fueron cubriendo con los colores y las formas de Cádiz: de la Caleta, del teatro Falla… Y es que Pilar es de las que se va de viaje con la camiseta del Cádiz. Le gusta llevar su tierra allá donde va, pero quería algo diferente, con una estética más elegante que la que ofrece la equipación deportiva. La colección debutó en un desfile en Rota hace dos años. Entonces, en los inicios de su aventura como emprendedora, aún no estaba la tienda de la calle Rosario. En esta breve trayectoria ha habido dos grandes cambios: la adquisición de la maquinaria necesaria para estampar las telas con una ayuda de la Cámara de Comercio, y la apertura de la tienda en la capital gaditana. La maquinaría ha supuesto un avance muy importante: para que encargar la realización de este proceso le saliera rentable tenía que encargar de una vez 50 metros de tela, lo que hacía que los encargos se acumularan. Cuando adquirió la maquinaria, la instaló en una nave de Fadricas, en La Isla, en la parte superior. En la planta baja estaba la tienda. El lugar era barato, pero no visible, así que después de una larga búsqueda, el 7 de diciembre de 2015, Pilar dejaba el polígono industrial y abría en un pequeño local de la calle Rosario, en el casco antiguo de Cádiz y en una zona con bastante transito ¿Y las máquinas? “En mi casa. Entre el salón y una habitación”.

Un vestido televisivo

En el perchero de la calle Rosario hay un vestido estampado con el Falla. En el cielo, sobre el teatro, está la imagen de Paco Alba. Cuesta 50 euros y es el conocido popularmente como  ‘vestido Miriam’, un de los más demandados. Se llama así porque lo lució Miriam Peralta, presentadora de Onda Cádiz, en una de las retransmisiones del Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval 2015. Pilar contactó con ella a través de una prima y la periodista accedió del tirón a lucir sus prendas. De ahí vino la entrevista en el Falla con Juan Manzorro (Canal Sur), y esta es la explicación de que el vejeriego tenga una corbata de Fopiani y de que Soco López también haya lucido estas prendas en el Carnaval 2016.

Pilar Fopiani
MIriam Peralta, con el ‘vestido Miriam’.

En su tienda hay corbatas hasta collares, vestidos, camisas o camisetas, y los precios oscilan de los 16 euros de un collar o los 20 de una corbata a los 55 ó 50 de un vestido. Muchos van a por un regalo especial y eligen de lo ya confeccionado o bien encargan lo que quieran. Las fotos de Cádiz son de Pilar o expresamente cedidas –colabora mucho con ella Luis Antonio Fernández, quien administra un grupo de Facebook, Tacita de Plata, donde se comparten fotos de la ciudad- y son tratadas digitalmente y después impresas en tejido de poliéster. Se pueden encargar prendas de diversos tipos, todas diseñadas y confeccionadas por esta artesana, y elegir entre un banco de imágenes. También se puede pedir la estampación de una imagen en concreto, como ocurrió con un fan de la comparsa de Martínez Ares que creó una prenda con la cara de uno de los componentes, ataviado con el tipo de Los Cobardes. Eso sí, Pilar es cuidadosa con los derechos de autor de las imágenes y se aseguró de que había los permisos oportunos; de hecho, gente que vio la prenda y la quería se ha llevado una negativa: el permiso fue individual, para ese caso concreto. Una de las ventajas de trabajar a medida es la variedad de tallas; de hecho, hace bastantes para personas de tallas grandes. Regalos para comuniones y bodas están dando actividad a la tienda de Rosario durante este mes. Hasta un regalo para un hijo que está en China. Esta gaditana sigue intentando promocionar su negocio. Además de en Rota, sus diseños han desfilado en San Fernando, Chiclana y Cádiz, y ahora se plantea organizar un nuevo evento, quizás para alguna causa benéfica, como fueron los de Chiclana (lucha contra el cáncer) y San Fernando (Asperger). Mientras, continúa creando en casa y vendiendo en una tienda que, como su ropa, está impregnada de Cádiz de arriba a abajo.

Pilar Fopiani
Uno de los pases de modelo (Foto del Facebook de Pilar Fopiani)
Pilar Fopiani está en el número 31 de la calle Rosario. Está presente en Facebook.

 

 

También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR